08 enero 2015

Pasamos la ITV y rodamos por la vida

Documentos, lápices y el corazón ilusionado. Ese era el escenario a las 17:50 horas, pocos días antes de dar comienzo el 2015. Las caras nuevas entraron algo tímidas, otras, ya asiduas a mis actividades, lo hicieron más confiadas, y hasta hay quien vino de lejos para esta puesta a punto.

Era una combinación perfecta para pasar esa ITV en grupo y establecer un compromiso para lograr esa lista de propósitos, que cada año por estas fechas, quien más o quien menos, se plantea.

La Rueda de la Vida fue gran protagonista, la reina de la fiesta. Los objetivos bailaban a su alrededor: específicos... realistas... medibles... Barajamos posibilidades de hacer los sueños realidad y pedimos deseos a las "uvas de la suerte" con cada campanada, en un simulacro de divertido fin de año.

Ruedas llenas de vida

Si hay algo que me gusta es compartir las experiencias de quienes, de un modo u otro, se acercan al coaching de mi mano. ¿Qué mejor que sus opiniones para acercarnos a este mundo?

· Esther Míguez, una dulce y encantadora coachee, nos deja las impresiones de su primer taller:
¿Qué fue lo que te animó a participar?
'Lo hice sin saber muy bien en qué consistía y con ciertas reservas hacia las técnicas motivacionales. Tengo que reconocer que fue una decisión un poco precipitada y a la aventura, como una cita a ciegas donde no sabes muy bien con qué vas a encontrarte'.

¿Qué esperabas encontrarte?
'La verdad es que no tenía expectativas e iba limpia de cualquier impresión. Podía salir bien o podía salir mal, de cualquier forma poco me jugaba. Sin embargo, resultó ser todo un descubrimiento.
Aunque me hubiera gustado tener más tiempo para profundizar, esa tarde vislumbré lo que Sabela era capaz de transmitir. Le pone entusiasmo (todo el entusiasmo del mundo), se entrega, te hace sentir cómoda para expresarte, te muestra caminos para ahondar en tu interior, te dirige con cautela y te llega, vaya si te llega!'.

¿Qué te llevas de tu primera experiencia con el Coaching?
'En realidad el taller fue como una cápsula concentrada de energía, generosidad y positivismo. Ahora queda seguir trabajando por nuestra cuenta, poquito a poco, sin desfallecer y sabiendo que Sabela nos acompaña en este camino recién iniciado. Me siento en buenas manos, sé que lo estoy'.

Después de la ITV llegó el momento más esperado
El año que viene os espero nuevamente para hacer balance de los bueno... y mejorable.
Besos a montones

2 comentarios:

  1. Hola!! Yo coincido con Esther en sus reflexiones. Realmente, después de participar en el Club de Lectura de la Biblioteca Municipal, en el Club de Lectura de Sargadelos y haber realizado un proceso de coaching con Sabela, conozco pero ella siempre me sorprende: su manera de transmitir siempre me inspira para redescubrir conceptos que ya me había explicado antes, pero, sobre todo, sus ideas tan creativas convierten cada sesión con ella en única. No es que recomiende a todo el mundo hacer coaching es que lo que digo es que tiene que ser con ella !!! Feliz año 2015 !!!! :D

    ResponderEliminar
  2. Gracias Aroa... Tus palabras son grandes regalos para mí, pero el mérito es todo tuyo. Siempre poniendo toda la carne en el asador para mejorar, para crecer y ser tu mejor versión. Sin duda, siempre lo consigues. Te admiro! :)

    ResponderEliminar