16 noviembre 2015

5 ERRORES AL LEER LIBROS DE CRECIMIENTO PERSONAL

Hace un par de semanas que Belén Solleiro directora de la Biblioteca de Castrillón de A Coruña me invitó a dar una charla sobre los libros positivos. Fue una experiencia maravillosa, la gente que vino a escuchar lo hizo desde el corazón y aportó mucho, mucho cariño!

           Qué reconfortante es cuando todo un grupo conecta tan bien!

Las pequeñas historias de "Sopa de pollo..." nos evocaron emociones muy tiernas"La felicidad de las pequeñas cosas" nos hizo tomar más consciencia y gratitud a la hora de disfrutarlas en nuestro día a día. Las diferentes reflexiones en papel de colores tocó a más de uno la fibra sensible, y la lista de lecturas por las que abrirse paso en este nuevo mundo del crecimiento personal hizo que varios libros de la biblioteca conocieran nuevas casas.

De entre los temas que se tocaron en la charla voy a compartir aquí uno de los que considero más importante dado que nos ayudará a tomar este tipo de ejemplares del optimismo con el enfoque más conveniente.


5 ERRORES AL LEER LIBROS DE CRECIMIENTO PERSONAL

1.- Crearnos expectativas
Si vamos con unas altas expectativas previas y ese libro no las cumple... ¿qué pasa?... Pues puffff... Nos parece un mal libro cuando quizá no lo sea. Nuestros juicios hacia él se hacen duros y parece que no encontramos ni una frase buena en él. No lo neguéis...
Para que esto no ocurra lo ideal es tomar un libro desde un estado neutro pero de curiosidad.

Abramos nuestra mente inquieta y reflexionemos en:
- ¿Qué podemos aprender de él?
- ¿Qué aspectos positivos extraemos?
- ¿Qué podemos aplicar a nuestra vida a partir de ahora?

2.- Pensar que después de leerlos nos curarán de todo mal
Un libro puede abrir nuestro estado de consciencia a un nivel superior, nos puede dar pistas para conocer qué nos pasa, nos puede aportar herramientas prácticas e incluso... como ya pasó alguna vez en el Club puede llegar a cambiar la vida de alguna persona. (Silvia, va por ti) Es verdad que Silvia no se quedó solo en la lectura, puso en práctica la comprensión y analizó su vida por activa y por pasiva lo que le hizo dar un giro.

3.- El síndrome de las palabras peliagudas 
"Dios", "El universo", "La energía", "El poder", "Las vibraciones"...

Durante estos años de Club me he encontrado con quienes se bloqueaban de gran manera cuando leían alguna de esas palabras. En el fondo las palabras cobran la importancia que le queramos dar. Si no te sientes identificado con "el universo" no pasa nada, sigue adelante, no ofrezcas resistencia... Pon otra palabra en su lugar y aprovecha todo lo bueno que tiene esa lectura! Cultiva la flexibilidad!

4.- Querer aprendernos el libro de memoria
A muchos nos a pasado. Comenzamos el libro subrayándolo como locos, pretendemos absorber cada párrafo, aprenderlo como si fuéramos a un examen o como si jamás pudiéramos volver a ojearlo y revisar nuestras anotaciones... Después comprobamos que nos resulta imposible retenerlo todo y ohhhh... nos frustramos...
Tranquilidad! Leedlo con cariño, con gusto, disfrutadlo!! Os aseguro que recordaréis muchas más cosas de él si tomáis esa lectura desde la calma y no desde el ansia. Fluir!

5.- El orden de los capítulos no altera el aprendizaje
No siempre, pero muchas veces en este tipo de libros podemos leer capítulos al azar sin un orden establecido. O por otro lado, si ves que te atascas en una página, pásala! Si ves qué te atascas en un capítulo, sáltalo! No te detengas, ya volverás a él si lo consideras oportuno más adelante.



Momento gratitud personal:

-
Gracias de nuevo a Belén, María, Rosa y mi "positiva" Bea, "Las chicas de La Biblioteca Castrillón" que estuvieron arropándome y buscando libros cada vez que nombraba uno! Mucho os hice trabajar! 

- Gracias a tod@s los participantes, por venir, por quedaros, por involucraros y porque espero volveros a encontrar. Fuísteis muy amables conmigo.

- Gracias a Paula por aparecer por sorpresa con tu princesa de 18 días. Ha sido mi positiva más jovenzuela! ;)

- Gracias a Gonzalo y Bego, por recogerme y por estar siempre en mi mundo coaching y en mi corazón.

- Por último, gracias a ti, mi linda Ana. Ha sido el reencuentro más bonito de mi vida. 25 años después y sigues siendo una dulzura como cuando compartíamos pupitres. No me extraña que te quisiera tanto de aquella! Pero lo mejor es que ahora te quiero más! :)

                              

2 comentarios:

  1. Interesantes recomendaciones para abordar este tipo de lecturas. En este sentido también apunta el médico mexicano Miguel Ruiz, autor de uno de estos libros ("Los Cuatro Acuerdos"):

    "La idea o la información es sólo una semilla en nuestra mente. Lo que realmente hará que las cosas cambien es la ACCIÓN, que nutre esta semilla y hace que se desarrolle un nuevo hábito".

    Así que el poder transformador de estos libros realmente no está en las palabras, en las ideas o en los conceptos que contienen, sino en nuestra voluntad de llevarlos a la práctica.

    ResponderEliminar
  2. Qué acertada has estado con tus palabras y ese extracto del libro "Los cuatro acuerdos". Gracias por tu aportación, Vanesa! Un beso grande!

    ResponderEliminar