23 septiembre 2015

¿CUÁL ES LA PALABRA QUE MÁS NOS GUSTA ESCUCHAR?

Id pensando... (Tic,tac...tic,tac...)

Mientras tanto os dejo la imagen del comienzo del Taller Habilidades Socialesy aprovecho para deciros que estoy muy feliz ya que todas las plazas han sido cubiertas, e incluso las 10 que hay de lista de espera también. Guau! Es estupendo!
Los participantes han estado la mar de entregados en cada actividad propuesta. Ganas de aprender no han faltado, ganas de reír tampoco, y ganas de cambiar para ser mejores mucho menos

Desde esta, mi pequeña casa virtual quiero dar las gracias a ellos, por ser valientes y apostar por su mejora personal. A Carmen Porta directora de la  Biblioteca Municipal y al concejal de cultura Suso Basterrechea, por creer en este tipo de actividades y hacer de la biblioteca un lugar de interacción social fomentando así la cultura, educación y las relaciones personales
Un besiño grande para vosotros!

Venga! ¿Habéis adivinado ya cuál es la palabra que más nos gusta escuchar?...
Pues es nuestro nombre
(Anda qué no haber caído...jaja) 

Llamar a una persona por su nombre (en un tono agradable, claro) hace que se active en él la sensación de ser especial, de ser importante para nosotros y nos ayuda a conectar y que nos preste más atención. Pero cuidado, cuando os encontréis en una conversación no os excedáis en repetir su nombre cada frase, eso quedaría forzado y transmitiría desconfianza.

¿Por qué nos cuesta recordar los nombres?
1.- Los nombres de las personas que acabamos de conocer los almacenamos en la memoria a corto plazo, y por tanto los olvidamos en un suspiro a menos que pongamos todo nuestro foco de atención en retenerlos.

2.- El cerebro está más pendiente de las sensaciones, del lenguaje no verbal, de si se acerca mucho a nosotros o es distante, de si sonríe o de si parece tener malas pulgas... Si le sudan las manos, si huele a una colonia irresistible o si le pica la barba... 

3.- Solemos estar concentrados en presentarnos que en vez de observar y escuchar. Nuestro cerebro comienza a concentrarse en qué vamos a decir, cómo nos vamos a mover, si le daremos dos besos o la mano...
Trucos para recordar los nombres
1.- Escucha
Olvida lo demás y pon toda tu atención en escuchar el nombre.

2.- Repite :
Una vez hecha la presentación saludaremos repitiendo su nombre.
- Hola, me llamo Paula                   
- Encantada de conocerte, Paula. 

3.- Asocia:
Si asociamos el nombre de esa persona con alguien famoso, alguien de nuestra familia, o cualquier otra cosa que se nos ocurra no lo olvidaremos jamás.
- Encantado de conocerte, Paula. Vaya! Te llamas como mi abuela, que además tenía los ojos azules como tú. 
(Si bien, no es necesario decir la asociación en alto, la podemos hacer solo en nuestra mente.)

Durante el taller pusimos en práctica estos trucos y uno más. El de presentarnos a nosotros asociándonos con alguien para facilitar que nuestro interlocutor se acordase de nosotros.
Uno de los chicos se presentó así:
- Hola, me llamo Steven... como Steven Spielberg.
No hay duda que el próximo día de clase todos recordaremos su nombre.


Para finalizar os dejo unas preguntas en el aire:
1.- ¿Tenéis idea de cuál es la impresión que causáis en los demás la primera vez que os conocen?
2.- ¿Causáis la impresión que queréis proyectar?
3.- ¿Cuando os presentan a alguien hacéis caso de esa primera impresión que os transmite?

Recordad: 
"Nunca tendremos una segunda oportunidad 
para causar una primera buena impresión".

No hay comentarios:

Publicar un comentario