20 mayo 2016

TESTIMONIO SOBRE LA LECTURA "LOS CUATRO ACUERDOS"

Ya sabéis que me gusta mucho compartir con vosotros los testimonios de gente con la que trabajo puesto que siento que sus palabras os podrán aportar algo de luz, esperanza y quizá os sintáis identificados.
En esta ocasión es mi querida Noelia quién os hablará de lo que supuso para ella una de las lectura que fuimos trabajando entre sesiones.


Me llamo Noelia García, vivo en A Coruña y he realizado con Sabela un proceso de coaching . Uno de los libros que me recomendó para trabajar entre sesiones fue “Los cuatro acuerdos” de Miguel Ruíz.
He de decir que me ha gustado mucho y cuando lo estás leyendo no puedes parar de afirmar hasta el final.
Lo que dice es tan sencillo y parece tan obvio que te preguntas ¡cómo es posible que no hayas podido llegar a esa conclusión por ti mismo!. Supongo que en parte es por la forma de expresarse del autor: no es rebuscado ni usa términos que no controles, por eso es tan fácil de asimilar.

Nos cuenta que desde niños nos han metido unas opiniones y una forma de comportarnos “ideal” (siempre desde el punto de vista de los adultos que nos rodeaban), que hemos adoptado como creencias inalterables. Pero estas creencias no son la verdad absoluta y cuando nos convertimos en adultos tendríamos que replanteárnoslas, comprobar qué hay o no de cierto en ellas,  sin embargo no lo hacemos.

Cada uno de los acuerdos me parecen muy sabios y de hecho los he pegado en mi espejo de la habitación para tenerlos presentes nada más levantarme. Lo mínimo que he conseguido tras leer el libro es tenerlos en cuenta a partir de ahora con todo lo que me rodea, y con ello, siento que veo las cosas de una forma más abierta que antes
No quiero seguir siendo esclava de mis suposiciones y creencias limitantes y ya sólo por darme cuenta de eso, me ha valido la pena leerlo.
Las suposiciones que hacemos son realmente nuestros miedos exportados a terceras personas a las que, ni siquiera les hemos dado oportunidad de demostrar que son ciertas; simplemente nos hemos montado una película como bien dice el libro y a partir de ahí nosotros suponemos, nos lo tomamos a lo personal, creemos… pero eso no quiere decir que esa sea la realidad, ni que las otras personas hayan dado señales de que eso sea como nosotros lo vemos.


Honestamente, siempre he visto los libros de autoayuda con algo de recelo debido a opiniones de otros (críticos o personas que decían que eran un engañabobos escrito por charlatanes), pero después de leer algunos me he dado cuenta de que incluso partiendo que esta premisa fuera cierta, cada uno como adultos podemos verlos desde una perspectiva diferente. Me explico: seguramente la gente que opina así (que esos libros no le han servido de nada) puede ser debido a que realmente no quiere cambiar. 
Como bien dice Miguel Ruíz, están tan cómodos en la victimización, la autocomplacencia y en echar la culpa de todo a los demás que efectivamente no les va a servir de ninguna ayuda ningún libro que lean, porque lo que realmente funciona es hacer una autocrítica pero lo que pasa es esta resulta mucho más dolorosa.

Otros, entre los que me voy a incluir, lo vemos como una oportunidad para mirar dentro de nosotros, crecer y admitir que lo que obtenemos de los demás  puede ser consecuencia de lo que nosotros reflejamos.
Resumiendo, de cualquier libro cada uno escoge y decide lo que le puede servir de ayuda o no, a partir de ahí, ese libro puede ser, el punto de inflexión en tu vida . Tú decides.
Noelia García



No hay comentarios:

Publicar un comentario